Titulo

SESIÓN PÚBLICA

Actualizado a Julio de 2018

Resuelve TEEMICH cuatro recursos de apelación y tres PES


Morelia, Mich., a 30 de Junio de 2018. Dentro de la sesión pública realizada anoche, el Pleno del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán resolvió cuatro recursos de apelación, tres procedimientos especiales sancionadores y un juicio ciudadano.


En el primer asunto, la magistrada Yolanda Camacho Ochoa sometió al pleno  dos proyectos de sentencia, mismos que fueron aprobados por unanimidad de votos.

Dentro del recurso de apelación TEEM-RAP-39/2018, se confirmó  el acuerdo CG-378/2018 emitido por el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán por el que se determinó la improcedencia de la solicitud de subsistencia realizada por el Partido Acción Nacional, respecto del registro de la planilla de candidatos postulados por la Coalición Parcial “Por Michoacán al Frente” para la integración del Ayuntamiento de Álvaro Obregón, y en consecuencia, se decretó la cancelación de su registro, toda vez que los agravios formulados resultaron infundados y al advertirse que la responsable expuso los argumentos con los que arribó a su determinación, mismo que no fueron combatidos en el recurso planteado.

Por otra parte, al resolver el Procedimiento Especial Sancionador TEEM-PES-17/2018, promovido por el Partido Revolucionario Institucional, la Magistrada y los Magistrados declararon la inexistencia de la violación aribuida de manera directa al ciudadano Alejandro Espinoza Villalobos y a los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, al no haberse configurado los elementos necesarios para acreditar los actos anticipados de campaña denunciados.


 En el recurso de apelación TEEM-RAP-38/2018, el Pleno del Tribunal Electoral declaró fundado el único agravio expresado, ya que asistió la razón a las inconformes al señalar que el acto impugnado adolece de exhaustividad. 
Lo anterior, porque el escrito inicial se advirtió que las denunciantes acompañaron a su denuncia una actuación notarial, sin que el funcionario responsable haya indagado el destino que se le dio a dicho documento, ni tampoco se pronunció sobre la fotografía impresa que se plasmó en el capítulo de hechos de la queja. 
Por tanto, al advertirse que las ahora inconformes sí aportaron los datos de prueba que consideraron necesarios para apoyar los hechos denunciados, de los cuales omitió pronunciarse el funcionario responsable y sin haber hecho uso de su facultad investigadora, es incuestionable que el acto impugnado carece de exhaustividad; y, por tal motivo, se propuso revocar, con los efectos precisados en el cuerpo de la resolución. 
Respecto al diverso asunto TEEM-PES-21/2018, se propuso declarar inexistentes las infracciones denunciadas, siguiendo la línea jurisprudencial establecida por la Sala Superior del TEPJF; toda vez que, en el caso, si bien la propaganda electoral se colocó en puentes peatonales, considerados como parte del equipamiento urbano, lo cierto es que dicha publicidad fue colocada en la parte superior de las estructuras de cada puente, sin obstaculizar su funcionalidad y, por ende, no constituyen violaciones a la normatividad electoral. 
Así lo sostuvo la Sala Superior al resolver el recurso de revisión del procedimiento especial sancionador SUP-REP-271/2018. 
Por lo que, al demostrarse la ilicitud de las conductas, tampoco le resulta responsabilidad al partido político denunciando del deber de cuidado por culpa in vigilado. 
Por otra parte, el TEEMICH revocó el acuerdo emitido por el Secretario Ejecutivo del IEM en el desechamiento de la queja presentada por el representante propietario del Partido Morena ante el Comité Distrital 11 de Morelia, ante la falta de documentos necesarios para acreditar la personería con la que se ostentaba.  
En ese sentido, el Pleno consideró que la autoridad responsable debió solicitar al Coordinador de Prerrogativas y Partidos Políticos del IEM, dependiente de la Junta Estatal Ejecutiva, le informara si efectivamente el quejoso tenía reconocido ante el Comité Distrital citado, el carácter con que comparecía, pues de haberlo hecho hubiera corroborado tal situación, y tomando en consideración en la norma electoral, que en el caso de los representantes de los partidos políticos registrados ante el Consejo General y ante los Consejos Distritales o Municipales del Instituto, no es exigible que acrediten su personería.
En el sexto punto de la orden de la sesión pública, el TEEMICH declaró inexistentes la violación denunciada por el PRI en contra del PVEM, pues no obstante que la propaganda en estudio fue colocada en un elemento de equipamiento urbano como lo son puentes peatonales, la misma no generó contaminación visual o ambiental, ni alteró la naturaleza del servicio público que proporciona el puente peatonal; dado que, el espacio en donde se colocó la propaganda, esto es, la estructura metálica instalada sobre el puente peatonal, tiene una función comercial o publicitaria y está destinada específicamente para tal efecto, por lo que no es posible atribuir al PVEM que se haya acreditado la conducta sancionable por la ley electoral.

Dentro del recurso de apelación TEEM-RAP-37/2018; la magistrada y los magistrados del Tribunal Electoral calificaron como infundados los agravios hechos.
Aunque es factible considerar que las recurrentes, no tenían la obligación de acreditar el carácter de precandidatas que ostentaron, máxime que también precisaron que lo hacían por su propio derecho.
Pero tampoco les asistió la razón a la autoridad responsable al desechar el precitado procedimiento, por considerar que las promoventes no hicieron una narración clara de las circunstancias de modo, tiempo y lugar que rodearon los hechos denunciados y que no ofrecieron ni exhibieron pruebas.
El Pleno desechó el juicio ciudadano 162/2018 al fundarse la causal de improcedencia invocada por la autoridad responsable, prevista en la fracción III del arábigo 11 de la ley adjetiva electoral, referente a que el acuerdo impugnado fue consentido tácitamente.
En virtud, se consideró de esa manera, dado que el acto materia de litis fue emitido el 4 de junio y publicado en la página electrónica de la autoridad responsable el 12 de junio, en tanto que la demanda se recibió el 29 del mismo mes, lo que evidencia que su presentación fue realizada con posterioridad al término de cuatro días que señala el diverso numeral 9 de la legislación mencionada.