Titulo

DERECHOS POLÍTICOS CONSOLIDAN DERECHOS HUMANOS: ALEJANDRO RODRÍGUEZ SANTOYO

Actualizado a Junio de 2017

 

 

Sólo donde se ejercen plenamente los derechos políticos está consolidada la posibilidad de proteger el resto de los derechos fundamentales. Destacó el Magistrado Alejandro Rodríguez Santoyo, al participar como ponente en el “Tercer Seminario Nacional de Derechos Humanos y Amparo” organizado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado, en colaboración con el Gobierno del Estado, la UMSNH, el Congreso del Estado, el Tribunal de Justicia Administrativa entre otros

Rodríguez Santoyo subrayó, que en materia de derechos humanos, se han venido reconociendo como una condición primordial del Estado constitucional democrático, al fungir como auténticos catalizadores del conjunto de instituciones que pueden garantizar la protección de los derechos humanos en todas sus dimensiones.

En este sentido, reiteró que en materia de derechos humanos, los de índole política, es decir, aquellas prerrogativas que tienen las personas, en tanto que son titulares de la condición de ciudadanos para participar e incidir en la conformación y funcionamiento de los órganos del Estado y en la vida política del país, juegan hoy, un papel de trascendental importancia para nuestra democracia.

Manifestó que dentro del imperativo de garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos, la tutela jurisdiccional de los derechos político electorales, constituye un elemento central para dotar de eficacia y armonía al sistema democrático y a su expresión jurídica como Estado constitucional.

Para concluir su charla, el Magistrado resaltó que al lado del juicio de amparo, medio de control constitucional creado en México para la protección de los derechos fundamentales, está el Juicio para la Protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano, que se instituye como el medio de control para la protección de los derechos humanos de naturaleza política y los tribunales electorales como garantes de su ejercicio pleno y efectivo.